sábado, 31 de diciembre de 2016

George Partner

Los campamentos en los bosques son muy peligrosos. Entre los árboles merodea un asesino que mata con hachas, cuchillos y machetes. Cuenta la historia que George Partner enloqueció cuando a su mamá la mataron unos jóvenes sólo porque la tía era aficionada a cocinar en un caldero a boy-scouts con salsa de champiñones. Desde ese entonces acecha a quienes se les ocurre acampar en Año Nuevo en su bosque, sacándoles las tripas a sus víctimas y adornando con ellas los árboles como si fueran guirnaldas de Navidad. George Partner existe. Usa una máscara blanca de hierro y comienza a matar cuando escucha Two Minutes to Midnight de Iron Maiden. En el cine le cambiaron de nombre. Lo llaman Jason Voorhees y ha protagonizado una docena de películas, pero no es cierto que mate los viernes 13, mata en la primera madrugada del año.

Así que si van a acampar al bosque están advertidos. Esta noche es noche de Año Nuevo.

domingo, 25 de diciembre de 2016

La Mosca

Cada mañana la misma tortura a lo largo de una semana. Echado en mi cama recibía una visita que me atormentaba. Me daba vuelta, me revolvía, daba manotazos en el aire, pero era imposible... Esa mosca maldita, desafiante a mis arremetidas, igual se las arreglaba para posarse en mis labios, pómulos o nariz, quitándome las ganas de dormir hasta más tarde. 

Lleno de ira me levantaba, deseando aniquilarla con cualquier objeto a mi alcance. Una lucha inútil entre un ser humano torpe y un ser alado con un alto instinto de conservación que se volaba apenas intentaba asestarle un golpe, volviendo a ponerse a mi alcance como burlándose de mis intentos fallidos de acabar con su insoportable presencia. 

Abatido y resignado a levantarme temprano hasta que se agotara su tiempo de vida entre quince a treinta días, una noche me levanté a orinar y encontré a la mosca, inmutable, apoyada en el espejo del baño. Sin muchas expectativas, levanté mi chancla y le asesté un golpe seco al vidrio sin la convicción suficiente. Grande fue mi sorpresa al verla allí, inerte, aplastada y sin vida, en uno de mis intentos menos calculados. Pensé que a toda mosca, por más 'mosca' que sea, le llega su momento de terminar hecha puré.  

Ahora, si bien puedo dormir hasta más tarde, un sentimiento extraño me invade, una desazón que me pensar en que ya nadie me visita cada mañana. Me siento más solo en mi enorme cama. 

lunes, 19 de diciembre de 2016

Los Simpsons al Descubierto

Todos los Dibujos Animados tienen su lado oculto, pecaminoso, casi satánico. No analizaré Un Show Más o Pokemon donde la presencia del Maligno es obvia. Me centraré en Los Simpsons y la simbología detrás de cada personaje.  

Marge representa a la deidad femenina del Infierno que tiene tanto poder como la Virgen María en el Cielo. Homero, depende del episodio, personifica a cada uno de los siete pecados capitales. Bart es Lucifer, el Ángel Caído. Lisa a la ciencia e inteligencia enfrentada a la superstición religiosa. Maggie es la semilla del Diablo. Moe es la Muerte. El Señor Burns el capitalismo. Krusty, el judío, la manipulación a través de los medios de comunicación. Smithers es gay. El Reverendo Alegría la corrupción dentro de la Iglesia. Ned Flanders es el creyente común al cual hay que combatir.

Ese es el secreto de Los Simpsons, de allí que haya tenido profecías tan acertadas como el ataque a las Torres Gemelas o la elección de Donald Trump. Su pacto con el Demonio hace que dure tanto en la televisión. 

viernes, 16 de diciembre de 2016

Fuerzas SAS

El vuelo 608 de British Airways no pudo despegar del aeropuerto de Heathrow de Londres. Un comando capturó a sus pasajeros y tripulación y colocó una bomba en la nave para que nadie se acercase.

Los terroristas, cuatro hombres y una mujer, se comunicaron con las autoridades y amenazaron con asesinar a los rehenes si no cumplían con sus exigencias: liberar a su líder y entregarles cincuenta lingotes de oro para financiar su lucha armada en el Medio Oriente.

El gobierno británico tiene como política no negociar con terroristas. Convocaron a las Fuerzas SAS —Special Air Service— ordenándoles que tomaran el avión por asalto.  

El escuadrón hizo un forado en el compartimiento de equipaje y llegó a la cabina de pasajeros donde dispararon a matar a cada uno de los terroristas, menos a la mujer quien estuvo a punto de estallar la bomba, pero uno de los soldados, experto en explosivos, pudo desactivarla y con ello los rehenes quedaron fuera de peligro.

Como miembro del escuadrón SAS, a mí me tocó reducir a esa chica, teniéndola conmigo el tiempo suficiente para contagiarme de eso que los románticos llaman amor. Ahora visito a Basma todos los domingos. Yo le cuento cómo mataba terroristas y ella cómo ponía bombas en lugares públicos. Somos una pareja muy feliz.  

jueves, 15 de diciembre de 2016

Rodolfo y su Resfrío

Todos conocemos a Rodolfo, el reno de la nariz roja y luminosa, encargado de guiar el trineo de Papá Noel en las navidades oscuras. En vísperas de una Nochebuena peculiarmente nublada, Rodolfo amaneció resfriado y su nariz se volvió azul de lo constipada que estaba y por ello no pudo iluminar bien el camino y Papá Noel en lugar de entregar su mercadería a los niños de los países ricos, visitó por primera vez los países pobres y le entregó los juguetes a los niños que nunca habían tenido uno. Por ese descuido, despidieron a Rodolfo y nunca más volvió a conducir el trineo. Lleno de tristeza, su nariz se quedó azul para siempre.

miércoles, 14 de diciembre de 2016

Costumbres Espartanas

Cargado de gloria tras derrotar a los atenienses en batalla, el rey Aneles regresó a Esparta con el deseo de conocer a su único hijo que había nacido en su ausencia. Ingresó a la recámara real y la decepción se le hundió hondo, como espada del enemigo, al descubrir lo deforme y espantosa que era la criatura que su esposa Samira llevaba en brazos. 

La mujer, con lágrimas de madre, le suplicó que no le hiciera daño, que no lo entregara al  concejo de sabios que, como es su costumbre, lo condenaría arrojándolo desde lo alto del Monte Taigeto, convirtiéndose en bocado de buitres. El rey decidió no matarlo pero ordenó encerrarlo en las mazmorras del palacio, donde la criatura, a la que llamaron Daniles, creció y se volvió más abominable.

Aneles murió y al no tener más herederos fue Daniles coronado rey y con él comenzó la decadencia de Esparta, no porque fuera débil y malformado, sino porque creció sin saber lo que era el amor y la buena educación.

lunes, 12 de diciembre de 2016

Muñeco de Nieve


Nadie debe ver a Papá Noel cuando reparte regalos. Si un niño lo ve, se transformará en duende y pasará a trabajar como esclavo en su Fábrica de Juguetes en el Polo Norte, por varios siglos, hasta que se congele. 

Son muchos los niños que, desobedeciendo a sus padres, aguardaron la visita de Papá Noel y al verlo inevitablemente se convirtieron en duendes. Son tantos los duendes que ya no hay espacio para ellos en el Polo Norte por lo que Papá Noel se ha visto obligado a darle vida a un Muñeco de Nieve para que entregue los regalos en vez de él.   

Todo iba bien. El Muñeco de Nieve bajaba a las casas y Papá Noel se quedaba en el trineo junto con sus renos. Pero una noche se coló por una chimenea el olor inconfundible de leche acompañada con galletitas navideñas recién horneadas. El viejito glotón decidió entonces visitar esa casa sin imaginar que se encontraría cara a cara con un niño que se había quedado despierto mirando Hora de Aventura por Cartoon Network. El niño se convirtió en duende y ya no hubo más espacio en la Fábrica de Juguetes por lo que la producción se paralizó.

Por eso ahora los juguetes son de Hasbro o de Mattel

El Muñeco de Nieve siguió sirviendo a Papá Noel hasta que se le ocurrió visitar a las casas del hemisferio sur donde la Navidad es en verano y se derritió.


Cuento escrito con la colaboración 
de Adrián Merino Cortés y Abril Longa León

sábado, 10 de diciembre de 2016

El perro Max y su Amo

Una tarde, el señor José paseaba con su perro Max por el parque Mississippi. Entonces se le ocurrió arrojar su bastón y que su mascota lo fuera a recoger. Al primer intento el perro se negó. "Anda, será divertido", lo animó y Max obedeció. A su tercer lanzamiento, el bastón fue a dar a un estanque. El perro dudó en recogerlo. Pensó que si se zambullía se ahogaría y se puso a ladrar. El señor José no tuvo más remedio que ir en busca de su bastón. Se metió al agua sin suponer que su pie se atascaría con un tronco y de repente se hundió. Max comprendió que tenía que salvar a su amo y ambos fueron arrastrados por un remolino hacia el fondo, hasta un géiser. El perro tomó el bastón con sus colmillos y el géiser erupcionó. Del señor José y de su perro no se volvió a saber, pero es seguro que dónde quiera que estén, Max se negará a obedecer. 

viernes, 9 de diciembre de 2016

El Barco Amarillo


John Lennon no murió en 1980, ni George Harrison en 2001. Ambos beatles murieron hace cincuenta años, en noviembre de 1966, a bordo de un barco amarillo semejante al Titanic. En ese navío viajaba un asesino psicópata que mató a varios pasajeros antes de tirarse al mar. A John lo decapitó y a George lo electrocutó con su guitarra. Cuando el barco llegó al puerto de Liverpool era obvio que los Beatles se separarían, pero rápido buscaron dos dobles idénticos a los asesinados y la banda siguió tocando por un tiempo. Para despistar a los escépticos hicieron creer que Paul McCartney había sido el que se murió en un accidente de tránsito, mentira que muchos creen todavía. Ya es hora de que Ringo Starr diga la verdad.      

jueves, 8 de diciembre de 2016

Ocho de Diciembre

El año pasado me preguntaron en el examen final de Religión por qué es feriado el ocho de diciembre. Respondí porque recordamos a John Lennon, cantamos Imagine en una actuacion —mi canción favorita de los Beatles es Don't let me Down y mi papá me dijo que Lennon había dicho que los Beatles eran más grandes que Jesucristo. La profesora me jaló y tuve que aprobar el curso en febrero.

Este año me han vuelto a hacer la misma pregunta en el examen final y respondí porque recordamos al equipo de Alianza Lima que se cayó en el F-27 en esa fecha, que el cielo es blanquiazul y Dios los tiene a todos en su Gloria. Espero que esta vez no me vuelvan a jalar.

domingo, 4 de diciembre de 2016

Lamias Celosas

Las Lamias son demonios de figura femenina. Célebres por su belleza, los hombres caen rendidos a sus encantos, condenando sus almas al Infierno. Como toda mujer, ellas saben ocultar sus defectos. Bajo largos vestidos cubren sus patas de ganso y no se dejan ver por las noches cuando sus cabelleras rubias se vuelven canosas, sus ojos rojos y su piel se arruga como pasa. 

Las Lamias tienen otro defecto, son muy celosas con su nombre y no les agrada que cualquier persona o empresa lo usen así nomás. Una línea aérea boliviana se le ocurrió llamarse LaMia y estos seres maléficos la castigaron estrellando su avión contra un cerro de Medellín, acabando con el equipo de fútbol que transportaba.

Menos mal que a Dios le gusta la pelota y los acogió en su Gloria. Junto con el Torino, Manchester United, The Strongest, Alianza Lima y otros equipos que cayeron en un accidente aéreo, el Chapecoense es el nuevo 'ascendido' a la Liga Celestial de Fútbol. 

viernes, 2 de diciembre de 2016

Zona Beta

En un bosque muy lejano existe un paraje conocido como Zona Beta. ¿Por qué se llama así? Por lo que pude averiguar, en ese lugar hubo hace mucho una terrible confrontación entre los celios contra los betanios, dos pueblos antediluvianos que guerreaban con armas radioactivas. 

Los betanios destruyeron a los celios con sus armas de rayos beta y de paso contaminaron todo el lugar por lo que decidieron plantar verduras para contrarrestar los efectos. De ese suelo brotó una nueva especie gorda y morada a la que llamaron betarraga y así ha llegado hasta hoy a nuestros mercados. 

Porque tiene un origen contaminado yo no como betarraga, pero mi mamá insiste en servirla picadita en la ensalada.    

jueves, 1 de diciembre de 2016

Autotraición

Hoy me sentí muy mal en el colegio. Mi amigo, mi mejor amigo, me traicionó. En el recreo ya no juega conmigo. Me ha cambiado por otra persona y eso se siente horrible. Mi mejor amigo soy yo mismo. Ahora prefiere andar de arriba-abajo con una muchacha de trenzas y a mí me ignora. Me miro en el espejo y puedo ver que piensa en ella. Yo me consuelo jugando Roblox en la computadora, pero sin mi compañía no es lo mismo. 

miércoles, 30 de noviembre de 2016

Pistoleros del Futuro

Un día en el lejano Oeste, en un pueblo polvoriento donde comisarios y bandoleros se agarraban a balazos, un científico alemán pensó en cómo sería la gente del futuro, si sería más civilizada y menos salvaje, y creó una máquina para viajar en el tiempo. Llegó al futuro y se sorprendió al encontrar que quienes habitaban en esa época les gustaba cómo se vivía en el lejano Oeste. Entonces las personas del futuro decidieron irse a vivir al pasado y las del pasado al futuro, por eso es que en el pasado se han inventado tantas cosas útiles y en el futuro no tanto. Hoy perdemos el tiempo agarrándonos a balazos.

martes, 29 de noviembre de 2016

El Ángel de la Muerte

Yo tuve como Ángel de la Guarda al Ángel de la Muerte. En el día mi Ángel dormía en la fachada de mosaicos de la Universidad Nacional y en las noches velaba mis sueños pegado en el techo, librándome de zancudos, arañas y otros bichos que me quisieran molestar. 

El Ángel de la Muerte no sólo velaba mi descanso. Me entretenía contándome historias de cómo mataba en masa, como por ejemplo en el antiguo Egipto cuando cargó con todos los primogénitos o en la Edad Media en forma de peste negra. 

Los ángeles de la guarda cuidan a los niños hasta que cumplen ocho años. De allí te abandonan, buscan a otro niño que los pueda necesitar. Yo tengo diez y extraño a mi Ángel de la Muerte, sobre todo en los veranos cuando los zancudos no dejan descansar. 

sábado, 26 de noviembre de 2016

Fidel en Sueños

Ayer soñé con un hombre de larga barba que me preguntó por mi mochila con la cara del Che Guevara. Le dije que se rompieron las tiras y ya no la usaba. Me preguntó por la gorra de guerrillero con la bandera de Cuba que mi abuela Teté me trajo de su viaje a La Habana. Le dije que la perdí jugando fútbol en el parque, pero que no se lo dijera a mi abuela porque se iba a enojar. Hoy supe por la televisión que ese hombre había muerto. Supe que se llamaba Fidel Castro, que había sido el comandante en jefe de la revolución cubana. Mi papá me dijo que había sido el latinoamericano más importante e influyente del siglo XX. A mí me pareció que estaba muy viejo para el siglo XXI.

viernes, 25 de noviembre de 2016

Doctor Muerte

Pocos saben mi nombre, todos me llaman 'Doctor Muerte' porque trabajo en una clínica dedicada a brindar eterno descanso a quienes padecen de enfermedades incurables, están en estado vegetal o necesitan de una máquina para sobrevivir. La gente cuestiona mi trabajo, pero yo tengo la conciencia tranquila.

Una noche que despaché más pacientes que de costumbre, me dormí en la ruta y mi auto se estrelló contra un poste de luz. Quedé parapléjico y en estado de coma. A pesar de mis ruegos que nadie podía escuchar por hallarme aislado en mi interior, mis familiares firmaron la orden para que yo dejara de respirar aplicándome una inyección letal. 

Ahora espero —no sé todavía qué— en el Purgatorio junto con otros comatosos despachados en contra de su voluntad. Muchos me miran mal, pero yo tengo la conciencia tranquila. 

miércoles, 23 de noviembre de 2016

Dedicatoria

En el colegio me hicieron leer Mi vida estimada, una novela de la escritora Luciana Lacroix. Vi con mucha sorpresa que estaba dedicada 'Para Alfieri' y que su contenido relataba toda mi vida, desde mi nacimiento hasta el día de ayer que terminé de leer la última hoja. 

Consternado, tuve la oportunidad de conocer a la señora Lacroix en la Feria del Libro de Trujillo y ella me reconoció al instante: "¡Eres mi personaje!", me dijo y me mostró el manuscrito de la segunda parte del libro donde relataba mi vida en el futuro. Tuve que asesinarla antes de que lo pudiera publicar. No quiero que la imaginación de una escritora sea la encargada de ponerle a mi vida punto final.

lunes, 21 de noviembre de 2016

Las Islas de Colores

En el comienzo de los tiempos habían siete islas que flotaban en el cielo. La tierra de cada isla era de un color y de ese color eran también sus ciudadanos. En cada isla habitaban seres de piel roja, naranja, amarilla, verde, celeste, azul y violeta. 

Un día las siete islas se declararon la guerra. Los diferentes isleños se atacaron entre sí en una lucha que duró milenios. Hubo tanta destrucción que una a una las islas se fueron desmoronando y diluyendo hacia la tierra en una lluvia de polvo, llenando de color a la tierra que antes sólo conocía distintos tonos de marrón. 


Hoy de las siete islas ya no queda nada. Solamente cuando llueve el cielo recuerda su existencia proyectando un arco iris de siete colores. 

domingo, 20 de noviembre de 2016

Oblicuo Lanzamiento

A medio recreo, las chicas interrumpieron nuestra competencia de Water Bottle Flip Challenge apostando que ellas son mejores que nosotros arrojando la botella a medio llenar de agua. Entonces se armaron dos equipos. Samara, Kaori y Abigail por un lado y Adrián, Alonso y yo por el nuestro. 

Tocó el timbre y las chicas, gracias a Kaori, nos llevaban cuatro puntos de ventaja. Yo tenía la responsabilidad del último lanzamiento. Si caía de poto sumaría una unidad, insuficiente; tenía que calcular bien y hacer que la botella cayera de cabeza con la tapa besando el suelo—, así sumariamos los cinco puntos que nos darían la victoria. 


Lancé la botella y sin querer la hice caer de tal forma que, desafiando a la Ley de la Gravedad, se quedó inclinada con el poto apoyado en la pared. Aunque las chicas no lo quisieron aceptar, nosotros habíamos ganado. Nadie les había explicado que botella que quedaba en posición diagonal valía diez puntos.    

sábado, 19 de noviembre de 2016

Cabezazo Esquinado

Una tarde se enfrentaron Quemadores contra Descronitas en la cancha del Eco-Deportivo. El partido estuvo tan parejo que parecía acabar cero a cero. De repente, Josué se la pasa a Sebastián, Sebastián a Diego y Diego es derribado en el área de un patadón en la pantorrilla.

El árbitro cobró tiro libre en vez de penal. Todos le reclamaron pero el árbitro estaba comprado, todo pitaba a favor de Quemadores. El propio Diego cobró la falta, centró la pelota y Alfieri Jr. conectó de cabeza. Descronitas se puso adelante por un gol, faltando poco para que el partido acabe.

El árbitro no quería que su equipo pierda. Dio cinco, diez, veinte, treinta, ¡cuarenta minutos de tiempo adicional! Era como si se jugara otro partido. Quemadores terminó ganando dos a uno al meter un gol al último instante. El arquero de Descronitas nada pudo hacer ante el cabezazo del árbitro que la colocó esquinada. 

jueves, 17 de noviembre de 2016

Bonita eres...


Tus ojos son azules como el cielo
Tu pelo brilla como el Sol
Tus dientes son blancos como la nieve
Tu piel es blanca como la leche
Eres bonita como lo más bonito que hay en el mundo
Eso eres... y no eres para mí

lunes, 14 de noviembre de 2016

La Luna Tragona

Como todos los lunes iba con mi papá de regreso a casa, tras acompañarlo a sus clases en la Universidad, cuando me fijé que la Luna tenía un tamaño descomunal. "Ha salido en las noticias", me dijo mi papá. Esa noche se iba a ver inmensa, algo que no sucedía desde 1948. 

Avanzamos una cuadra y vi que la Luna seguía creciendo. Mientras más caminábamos, más grande se ponía en el cielo, alcanzando un tamaño enorme, insoportable a nuestros ojos. "¡Papá, la Luna viene hacia acá!", exclamé y de repente la vimos como una esfera gigante que se nos caía encima. 

Asustados, los dos corrimos por la avenida. La Luna nos perseguía, con intención de aplastarnos. Cuando la tuvimos cerca, vi salir de su rostro plateado grandes ojos y gruesos colmillos. De un bocado se tragó a mi papá, quien un instante antes me salvó al empujarme a un jardín. 

La Luna volvió a elevarse y ocupó su lugar. 

Ahora, cada vez que hay luna llena yo soy el único que veo un puntito negro en su superficie; ese puntito sé que es mi papá. Sueño con ser astronauta para ir allá y poderlo rescatar.  

domingo, 13 de noviembre de 2016

Mayor Tom y Capitán Manotas: Última Misión

Después de la gran batalla intergaláctica, el Mayor Tom y el Capitán Manotas le rogaron a su Creador que les permitiera vivir un poco más; le prometieron a cambio nuevas misiones, viajes alucinantes, largas horas de aventura y diversión. Los oídos del Creador eran sordos a sus súplicas y procedió a desmantelar sus naves espaciales, pieza por pieza. Luego les tocó el turno a ellos. Sin ninguna misericordia les despojó de sus armas, de sus cascos con visor y, finalmente, ambos fueron decapitados; sus cabezas inertes rodaron hasta el fondo en un mar de fragmentos de plástico. La saga de Toy Story ya había demostrado que los juguetes tenían vida... y los muñequitos de Lego también.  

sábado, 12 de noviembre de 2016

Zozo,el aspirante a Demonio


No todos los demonios son demonios, hay quienes pretenden serlo pero todavía no los reconocen como tales. Zozo es un ente maligno que lleva muchos años esperando a que le den su título oficial como demonio. Su primera aparición data de 1815, en Francia, cuando endemonió a una muchacha. A la fecha ha endemoniado a muchos incautos a través del juego de la ouija, pero sus maestros evaluadores como Satanás y Belcebú consideran que sus posesiones demoníacas no son suficientes y con cualquier excusa lo hacen repetir el curso una y otra vez. Los 'profes' del Infierno son muy malos con Zozo. 

viernes, 11 de noviembre de 2016

Pazuzu el Demonio

Pazuzu es uno de los seres malignos más antiguos que existe. Su mención data de la Edad de Bronce, de los antiguos sumerios. Pazuzu es el demonio protagonista de El Exorcista. En esa historia endemonió a Regan, una niña de doce años. 

A Pazuzu le encanta cobijarse en el interior de los niños. Hace que sus cabezas se volteen por completo. Para invocarlo basta tomar una foto de su efigie, colocarla entre cuatro velas negras, bañarla en sangre de ave y prenderle fuego. 


Pazuzu anda suelto por Trujillo, puede estar debajo de tu cama o de la carpeta de tu colegio, aguardando cualquier ocasión para practicar su deporte favorito: matar exorcistas.

miércoles, 9 de noviembre de 2016

Sarita-Sarita

Sarita-Sarita es un nuevo juego. Me lo enseñaron mis amigos del colegio. Consiste en hacerle preguntas a un espíritu del más allá que te responde. 

Después de decirle lo que quieres saber, lanzas al aire dos monedas de un sol; si ambas caen cara, la respuesta es positiva; si una cae cara y otra sello significa que tal vez; si caen las dos en sello, la respuesta es negativa. 

Le pregunté a Sarita-Sarita si iba a mejorar en el colegio y me dijo que sí, de manera rotunda, incuestionable. Espero que mis profesores entiendan que con el más allá no se juega.

lunes, 7 de noviembre de 2016

Sopa de Ojos

Estuvimos jugando hasta la hora del lonche y la mamá de Alemauz nos dio de comer sopa de ojos, ojos de todos los colores, marrones-grises-verdes, que te miran fijamente, flotando en la cuchara. 

Invadido por el asco, le dije a la señora que no podía tomar más, que estaba con dolor de barriga, pero ella se empecinó en no dejarnos salir hasta que nos tragáramos el último ojo que, cómo nos había recomendado, había que pasarlos enteros, sin masticarlos. 

Esa noche, en mi cama, sentí que me iba a morir, pero no me pasó nada, salvo que nunca más volveré a dormir bien, ahora que llevo en mi interior una docena de ojos que permanecen bien abiertos.

jueves, 3 de noviembre de 2016

El primer mes

Hoy mi blog cumple un mes. Nació como recomendación de mi profesora para subir mi promedio en el curso de Comunicación. Sin embargo a ella no le gusta mucho lo que publico. Dice que debo escribir cosas más 'felices' y 'positivas'. 

A mí me gusta escribir historias macabras. Y veo que a mucha gente le gusta también; entre ellos un sujeto que me para enviando mensajes en Facebook diciéndome que siga escribiendo cuentos de miedo, que él podría hacer de mí un escritor de mucha fama, con mucho dinero y seguidores a cambio de una insignificancia: que le entregue mi alma firmando un contrato.

He decidido eliminar al Diablo de mis contactos.  

miércoles, 2 de noviembre de 2016

Mi perro Cabaña

Había en medio de la calle un perro al costado de un viejo Volkswagen Escarabajo. Se trataba de un dálmata de porte esbelto y muy bien cuidado que llevaba en el cuello un cartel en el que decía: «Adóptame». Pasaba por allí un niño con su mamá quienes se quedaron encantados con el perro. Buscaron a alguien para decir que se lo llevaban, pero no encontraron a nadie que les diera razón por el perro o por el Escarabajo destartalado. 

Se llevaron el dálmata a casa. El niño le puso Cabaña como nombre, lo cobijaron en el patio y, a la mañana siguiente, sin ninguna explicación, el perro había desaparecido. El niño y su mamá lo buscaron por todas partes, se les ocurrió volver a la calle donde lo habían recogido y allí lo encontraron, al costado del mismo Volkswagen y con el cartel de «Adóptame» en el cuello. 

Volvieron a llevarse al perro a su casa y al día siguiente volvió a desaparecer. Esta escena se repetía día tras día hasta que la mamá, cansada de esta situación, decidió hacerle exámenes a Cabaña. Los rayos X revelaron que el animal no tenía huesos, ni órganos ni nada. La ciencia determinó que se trataba de un fantasma.  

martes, 1 de noviembre de 2016

La Procesión

Vivía en el centro de Lima un niño que era muy devoto de El Señor de los Milagros. Su mamá le había confeccionado un hábito morado y todos los años, cuando la procesión pasaba por la puerta de su casa, le rezaba y le arrojaba flores.  

Ese año el niño y su mamá no llegaron a tiempo. Tuvieron un compromiso lejos y cuando llegaron, la muchedumbre ya había pasado. Al llegar la noche, el niño se acostó muy triste y se durmió pensando en los platillos y sabrosas golosinas que ese día no había podido probar. 

A eso de las tres de la madrugada, el niño se despertó por el sonido de la banda, las bombardas y el olor inconfundible de los sahumerios. La procesión volvía a pasar por su casa. Buscó a su mamá y vio que estaba profundamente dormida. Sin despertarla se vistió con el hábito y bajó las escaleras para rezarle al Señor y arrojarle las flores que tenían como ofrenda.

Ya en la calle vio que la Sagrada Imagen era seguida por hombres con capa y sombrero y mujeres con el rostro cubierto por un manto. Una vendedora le obsequió un pedazo de turrón. Otra una porción de mazamorra y una mujer morena un anticucho de corazón. El niño no lo sabía pero se trataba de fantasmas, de gente creyente que había vivido en otro tiempo. 

La neblina cayó sobre Lima y la procesión de las almas desapareció. El niño devoto se fue con ellos. 

El Bus Rojo


Mi colegio tiene un bus igualito a los que en Estados Unidos hacen movilidad escolar. Pero no es color amarillo. Es de color rojo, de un rojo muy encendido, casi como el fuego. En el primer bimestre recoge a poquísimos alumnos. En el segundo, el número aumenta. En el tercero, todos los asientos están ocupados. En el cuarto está totalmente repleto con alumnos que viajan hasta parados. En las últimas semanas, el bus viaja a tal velocidad que se hace muy difícil bajar. Su puerta está herméticamente cerrada. Escapan aquellos que pueden saltar por las ventanas, pero igual son muy pocos los que tienen suerte. El viaje acaba a fin de año y cuando sus pasajeros llegan a casa les dicen a sus padres: "Me han jalado de año". 

domingo, 30 de octubre de 2016

Carrera Felina

Una vez al año, todos los felinos del mundo se reúnen en la sabana africana para definir quién es el más rápido. Año tras año se repite el mismo resultado. El Guepardo, con sus más de cien kilómetros por hora, hacía morder el polvo a los otros felinos, como el Tigre, el Leopardo o la Pantera. 

En la última carrera, dos felinos peruanos, el Puma (corredor) y el Otorongo (su entrenador) se propusieron ganar como sea. A espaldas del León el más justo de los felinos habían decidido hacer trampa. Cuando los gatos siameses anunciaron la partida, todos los participantes se echaron a correr y el Guepardo rápidamente les sacó varios metros de ventaja. 

Parecía que una vez más iba a ganar, pero de repente apareció en su camino un fantasma, un felino venido de la nada, un Smilodon. "¡No puede ser, tú te extinguiste hace trece mil años!", exclamó el Guepardo, paralizado por el miedo. El Puma aprovechó y corrió hacia la meta, llegó primero y derrotó al Guepardo después de mucho-mucho tiempo.  


Nunca se supo que el Smilodon más conocido como 'Diente de Sable' había sido una proyección, un holograma, ideado por el Otorongo, orgulloso de que por primera vez el trofeo se fuera para el Perú.

jueves, 27 de octubre de 2016

Yabadabadú

Nos habíamos juntado en el parque para ver a quien le tocaba. Ñaja comenzó el ritual de señalar a cada uno cantando: "Pedro Picapiedra mató a su mujer, de cinco cuchillazos la hizo caer, yabadabadú, saliste tú..." Y su dedo terminó señalando el pecho de Mauricio. Bien obediente, Mauricio cumplió con el juego. Tomó el cuchillo de la cocina y lo clavó cinco veces en la espalda de su hermana. La pobre se llamaba Ana.  

el arquero alado

Había un arquero que tenía alas, por eso era muy difícil que le marcaran goles. Volaba velozmente de un palo a otro, llegaba a los lugares imposibles, impedía que las pelotas ingresaran por donde los comentaristas dicen hacen nido las arañas. Este arquero no era un ángel. Era un ser humano como cualquier otro. Había nacido con alas porque su mamá comió mucha sopa con perdices y huevo de codorniz cuando estuvo embarazada. 

Cuando estaba a punto de conseguir un récord de imbatibilidad, la Federación le prohibió al arquero seguir tapando. Los equipos rivales protestaron porque consideraban que sus alas era una habilidad sobrenatural que lo inhabilitaba. El arquero se propuso acatar la orden y juró que nunca más volvería a usar sus alas. Para ello las amarró con vendas, luego con sogas, correas, las más pesadas cadenas, pero era imposible, siempre que el arquero se lanzaba sus alas se liberaban de los objetos que las ataban y los árbitros invalidaban sus jugadas.


Desesperado porque el fútbol era su vida, el arquero decidió someterse a una operación para extirparle las alas. Lo operaron pero nunca más pudo volver a tapar. Nunca más sus pies pudieron despegarse del suelo.

domingo, 23 de octubre de 2016

Ninjas de mi Barrio

Un día, mis amigos y yo jugábamos a que éramos ninjas. Estábamos probando nuestras 'espadas', cuando de repente una bala, que sale disparada de no se sabe dónde, impactó en el tanque de agua, cerca de la cara de Ricardo. Sorprendidos intentamos saber quién habría disparado. El 'Hongo' dijo que vio un fogonazo salir de la ventana de don Jacinto, el vecino amargado que siempre nos gritaba, diciéndonos que vayamos a jugar fútbol a otra parte. Justo en ese momento salió Stefano de su casa y le contamos lo que había sucedido. Fuimos al edificio donde vivía don Jacinto, subimos a su departamento en el tercer piso y encontramos que la puerta estaba abierta, unos tipos habían entrado a robar y todavía estaban allí. A don Jacinto lo tenían de rodillas, con las manos arriba, temblando de miedo. Stefano dijo que si llamábamos a la policía, ellos llegarían muy tarde, así que decidimos actuar porque no podíamos permitir que hubieran rateros en el vecindario. Con nuestras 'espadas' palos de escobas los atacamos por la espalda y los golpeamos hasta que los tres ladrones se desplomaron en el piso. Solucionar las cosas por nuestra cuenta hizo que naciera y creciera la leyenda de los Ninjas de mi barrio. Nunca más volvimos a tener ladrones.

La Danza de los Esqueletos

Existe una isla cubierta por la é de Océano Pacífico, por eso nunca aparece en los mapas. Todos los días, allí siempre muere alguien de una manera horrible. Y cada doce años, todos esos muertos regresan a la vida y sus esqueletos bailan a la luz de la luna. En el centro de la isla se levanta un gran volcán. Y esa noche que salieron los muertos, el volcán hizo erupción y los muertos quedaron debajo de la lava. Encerrados bajo una gruesa lápida de lava petrificada, los muertos nunca más volvieron a bailar.  

El Bombero Valiente

La casa estaba en llamas y los bomberos revisaban por todos lados, verificando si había gente atrapada. Encontraron a cuatro personas y a un perro y a todos los rescataron. Estaban por retirarse porque el fuego había vuelto todo muy peligroso e irrespirable, cuando de repente uno de los bomberos escuchó un alarido de la zona donde el infierno era más profundo. Sus compañeros le dijeron que no se arriesgara, que era imposible que hubiera alguien vivo en ese lugar. El bombero no hizo caso, allí había una quinta víctima y había que rescatarla. El bombero valiente se internó entre las lenguas de candela, avanzó sin pensar que luego no podría escapar. Llegó hasta esa quinta persona y lleno de espanto vio que se trataba de él mismo. La muerte le estaba esperando.

sábado, 22 de octubre de 2016

La Pesadilla


Una noche un señor tuvo una terrible pesadilla. Se levantó todo sudoroso y cuando volvió a dormirse, volvió a tener las mismas visiones espantosas. A la noche siguiente volvió a tener la misma pesadilla y la misma y la misma, noche tras noche, semana tras semana. Desesperado, fue al consultorio de un psicólogo quien le recetó unas pastillas que le harían dormir profundamente, teniendo sueños más placenteros. Esa noche el señor tomó la pastilla, se acostó y nunca más volvió a despertar. Se quedó, para siempre, atrapado en su pesadilla. 

domingo, 16 de octubre de 2016

Diálogo de Camerino


—Mañana jugamos la Final contra el Washington.
—Vamos a cobrarnos la revancha. Este año nos hemos reforzado con Fabio y Matías. A Alonso le ha hecho bien meterse en la Academia de Fútbol en el verano.  
—Nosotros hemos mejorado, pero Washington sigue siendo el mejor. Ellos tienen a Víctor, a Adrián, a Benedict, a Joaquín en el arco. Él se para fijo entre palo y palo y no hay cómo meterle un gol.
—Diego también ha mejorado desde que está en la Academia de la San Martín. Ahora mueve el mediocampo. Es más creativo. En el partido pasado jugamos como una máquina y goleamos al Roosevelt 7 a 0.
—Casi igualamos a Washington que le metió nueve al Kennedy.  
—El problema de nuestro equipo es que a veces nos desordenamos. Todos queremos atacar y nadie se queda a defender. El año pasado entre Víctor y Adrián nos metieron seis goles. En todos estaban solitos frente al arco. 
—Es culpa del árbitro que no cobra posición adelantada.
—En fulbito no se cobra posición adelantada, eso se cobra en el fútbol.
—¡Esta vez sí, muchachos! ¡Debemos estar concentrados! Fabio, no hagas payasadas en el arco. Por dártelas de gracioso, los pelotazos fáciles se te escurren como si tuvieras mantequilla en los guantes. Alonso, tú te quedas atrás con Sebastián. Es muy desordenado, pero si le hablas bonito te hace caso. Yo me quedo con Matías en el medio para crear y obstruir. Jugamos sólo con Alfieri adelante. 
—¿Con Alfieri? Pero si él se para fallando goles. Siempre hace una de más. Le gusta colocarse, que la gente lo mire y encima patea despacio. A su remate le falta potencia. Parece que no come bien en su casa. 
—Ustedes no lo han visto jugar últimamente. Alfieri ha mejorado bastante. En las clases de fútbol de las tardes le han enseñado a tocarla en primera y a jugar más para el equipo, a no enviciarse con la pelota, a darle pase al compañero mejor ubicado.  
—Pero el equipo funcionó muy bien la fecha pasada sin él.  
—Una cosa es jugar contra el Roosevelt y otra contra Washington. El partido es crucial y a Alfieri lo necesitamos.
—Diego, lo dices porque Alfieri es tu pata. Eso se llama ser argollero. 
—No es argolla, Alfieri es nuestro mejor delantero y lo saben. Merece jugar de titular. Me la juego por él. Mañana, cuando acabe el partido veremos si al apostar por él nos equivocamos o no.
—¡Todo sea por Lincoln!
—¡Por Lincoln!  
—Y por 'Alfieri Fútbol Club' —exclama Alfieri, quien, para variar, había llegado tarde a la reunión.